lunes, 27 de junio de 2011

AVENTURA, DESVENTURA Y VENTURA DE FILM










En 1969 finaliza la filmación de "Caliche sangriento". La dirige Helvio Soto.. Su argumento es un episodio de la guerra del guano y el salitre. Narra la tragedia de una patrulla del 5º de Línea que pierde el rumbo en el trayecto de Ilo a Moquehua -pleno desierto- y deben enfrentar a los guerrilleros caceristas. Es objetivo, por ende, se distancia de la patriotería. No sólo eso también un oficial debate con su superior sobre las causas de la confrontación y denuncia la manipulación de los capitalistas británicos. La cinta muestra a los soldados sin oropel triunfalista, es decir, humanos y en una situación difícil. El heroísmo se distribuye por igual entre aquellos uniformados extraviados, acosados por la sed, la fatiga y la incertidumbre y los partisanos que defienden el terruño.


La filmación es en el desierto de Tarapacá y dispone de irrestricto apoyo del Ejército de Chile. Ello en lo atingente a equipamiento, transporte, armamento y "extras". La exhibición en privado de "Caliche sangrieto" desata una polémica. Estaba en la Presidencia Eduardo Frei Montalva que habíase manifestado proclive a estrategias integracionistas, pero por otro lado funcionarios castrenses ubicados en el Ministerio de Defensa -¡0h. paradoja!-estiman que vulnera el honor de las FFAA. Tras ellos estuvo la caterva de periodistas cuyo negocio es explotar la patriotería. Hay polémica pública. El cineasta pide apoyo a Salvador Allende, a la sazón senador y postulante a la primera magistratura. No lo obtiene. Por último se opta por autorizar su exhibición, pero mutilando escenas y diálogos estimados "inadecuados".


En la Escuela de Periodismo de la Universidad de Chile donde ejerciera como catedrático recibimos con aplausos al cineasta. Corresponden los brindis de rigor a dos alumnos el chileno Hugo Murialdo y el peruano Víctor Manuel Alvarado. Aquella es época de agitación y esperanza. El Campus Macul vibra entonces con este tipo de hechos en que se mixtura el arte y las letras con la política. Además Jaime Vadell, actor principal -aquel que hace el papel de oficial contestatario- había estudiado allí e hizo sus primeras armas en el CADIP -Centro de Arte Dramático del Instituto Pedagógico-. Recuerdo que el homenaje culmina en el quincho de mi casa. Añado que la película ha sido restaurada por dos discípulos de Helvio Soto: Francisco Venegas y Luis Horta, A ambos se les congratula porque rescatan una pieza de singular valor de nuestro patrimonio.


========


Foto 1 Helvio Soto.


Foto 2 Venegas y Horta

sábado, 25 de junio de 2011

HUMALA, PATRIOTERIA Y REVISIONISMO HISTORICO

La rehabilitación del mariscal Santa Cruz efectuado por Ollanta en La Paz es sorprendente. Ello incluye el elogio a la Confederación Perú-Boliviana que edifica aquel estadista paceño. El experimento (1832-1835) que tambien dispone de simpatizantes en Santiago y en Quito es destruído no sólo por la oligarquía chilena, sino también por adversarios internos. Los generales Salaverry, Gamarra y Castilla de Perú así como otros militares bolivianos Ballivián, Velasco y Gamio son fragmentadores -o como se expresa en el Río de la Plata- "balcanizadores" y, por ende, sus adversarios tenaces.

El proyecto crucista se inspira en San Martín y Bolívar de cuyos Estados Mayores el mariscal de Zepita es integrante. En Chile se difunde hasta hoy la teoría del imperialismo incaico que podría derivar de la consolidación del eje La Paz-Lima y se insiste en rasgos personales negativos de Santa Cruz como, por ejemplo, “perfidia” y “doblez” para justificar agresión que culmina en Pan de Azúcar con el derrumbe de la Confederación. Incluso en los textos escolares aparece el retrato del personaje ya anciano y nunca con la estampa que corresponde a la época en que integra las dos repúblicas.

Juan Manuel de Rosas impulsa un frustrada guerra “contra el cholo Santa Cruz”. Allí hay de partida racismo. Fracasa en el esfuerzo bélico que, en cierto modo, está coludido con Santiago. En Chile nace ya entonces la fobia a los bolivianos. Con la Guerra del Pacífico (1879-1883) se intensifica. Hoy está incorporado al ADN de todo un pueblo. En Bolivia la oposición a Santa Cruz de nutre de antiperuanismo, pues se propala que el ensayo confederal favorece a Perú en perjuicio de Bolivia. Lo mismo se manifiesta, a la inversa, en Perú. Allí, más que eso, hay un factor racista el desprecio a lo serrano. Los Incas -congelados en el ayer remoto- se aplauden, pero la indiada de hoy se desprecia.

Tal fobia es cosa viva en las elites blancas de la Costa, en particular, de Lima. Allí se ve a Santa Cruz como un invasor, un conquistador, un napoleón de pacotilla, un "macedón" aymará. Para los “caballeros de fina estampa” aquello que bajaba del macizo andino era la muchedumbre indígena y como blancos repudian estar bajo la tutela de un mundo que imaginan semibárbaro. Ellos se oponen a la Confederación “bala en boca”. Como son derrotados acuden al auxilio externo. Vicente Rocafuerte les cierra las puertas de Ecuador. Entonces recurren a Chile. Allí gobierna otra elite blanca -"gente decente"- con la cual se asocian.

Nace así el Ejército Restaurador encabezado primero por Manuel Blanco Encalada y luego por Manuel Bulnes. En los Estados Mayores de una y otra expedición están los militares y los civiles que aborrecen el crucismo y anhelan la fragmentación. Anhelan la Independencia ante el afán aglutinante de Palacio Quemado que los oprime. En la medida que la II registra éxito hasta obtener una victoria contundente en Yungay, brotan como hongos después de un aguacero, incluso en Bolivia los desmembradores se imponen. Por cierto todos, después del derrumbe confederal, brindan honores a jefes y oficiales de Chile. Se genera una ingenua chilenofilia en Perú y Bolivia.

No sólo chilenofilia, sino en Perú se vigoriza la fobia a Bolivia y a los bolivianos. 40 años más tarde con la confrontación del guano y del salitre se acentúa, en el ADN peruviano, ese desprecio por los bolivianos que contribuye a restar simpatía a la Confederación. En esa otra guerra los peruanos se estiman abandonados por sus aliados. La presunta traición habría facilitado el triunfo de las tropas chilenas. Tanto en la historiografía peruana como en el imaginario colectivo está el doble prejuicio: chileno=ladrón y boliviano=desleal. Cada oligarquía amamanta a sus gobernados – ignorantes y pobres- de odio o desdén respecto a los pueblos vecinos. La atomización se legitima con la siembra prolija de patriotería.

La patriotería es epidemia conocida, a la francesa, como "chauvinismo". Obstaculiza la reintegración y estimula el desenfreno armamentista. Por eso sorprenden las declaraciones de Humala. Equivalen a las opiniones favorables al Paraguay de Francisco Solano López en la Guerra de la Triple Alianza formuladas -entre varios- por Juan Bautista Alberdi en el siglo XIX y en el XX por Jorge Abelardo Ramos. Es la fuerza renovadora del revisionismo histórico. Las opiniones del próximo mandatario peruano exaltando al Andrés Santa Cruz y valorando la Confederación Perú-Boliviana son per se un aporte vivificante que ensabla con expresar que bolivianos y peruanos constituyen una misma nacionalidad.

viernes, 24 de junio de 2011

OLLANTA: DISCURSO EN ALMUERZO PACEÑO

http://youtu.be/_w2wW1AzVYg con este link podrás ver y escuchar al caudillo peruano en La Paz.

jueves, 23 de junio de 2011

OLLANTA EN BOLIVIA

El Presidente Electo de Perú, según informa la prensa (Internet AB1-Compartir), reivindicó en La Paz la Confederación Perú-Boliviana, ensayo integrador que, entre 1832 y 1839, preconiza Andrés Santa Cruz. Tal proyecto implica la unidad de "los Perúes" como expresa Bernardo O´Higgins, un crucista fervoroso. En emotivo discurso manífiesta: "Sueño con la reunificación del Perú y Bolivia. En algún momento esa línea fronteriza desaparecerá volviendo a ser una sola nación".



En elegante Hotel paceño líderes gubernativos encabezados por Evo, sindicalistas, jefes de las FFAA, representantes de organizaciones sociales, ofrecieron a Humala, un almuerzo de homenaje. Este habría manifestado "Aún está en mi memoria el mariscal Santa Cruz y la Confederación Perú-Boliviana. Yo lo tengo presente, porque creo que este siglo es el siglo de Andinoamérica". "Hoy Latinoamérica es un gran mercado de más de 400 millones de habitantes con un idioma común", expresó el visitante. Al destacar la riqueza natural que contiene el continente, afirma "no es el más pobre, pero sí el de mayor desigualdad". Llamó "compatriota" al Presidente anfitrión porque "quiero compartir con él la patria latinoamericana". Tales opiniones estuvieron rubricadas con salvas de aplausos.


En la noticia -sin duda impactante- hay detalles curiosos. Unos son trascendentes y otros hasta estrafalarios.Unos y otros invitan a la reflexión. La simpatía por Bolivia Humala ya la explicita en su anterior postulación presidencial. Por eso no extraña que afirme: "más que un pueblo hermano somos la misma nacionalidad". Algo similar escuché de otro iberoamericanizante respecto a Argentina y Uruguay "somos lo mismo". Imposible no recordar a Perón en Santiago y a Ibáñez en Buenos Aires usando el vocativo "¡Compatriotas!". Era 1953 y la propuesta, el ABC.


Así como la comunistofilia aparece en Baldivieso el periodista que glosa la noticia nos brinda un canapé de patriotería al anotar que uno de los opositores al proyecto de Santa Cruz es el general peruano Agustín Gamarra, derrotado a mediados del siglo XIX, por el general boliviano José Ballivián (sic). Ello en circunstancia que ambos militares son fragmentadores y ambos, manipulados por Santiago a fin de aniquilar el experimento crucista.


En otro momento el Presidente Electo manifiesta su simpatía por la aspiración boliviana de disponer de presencia en el Pacífico. Ese-añade-es un asunto bilateral. No obstante, agrega una frase que pondrá al borde de la histeria a la burocracia diplomática de Lima y Santiago que es "si La Paz insiste en un puerto por Arica Perú no será obstáculo". Esto constituye un puntapié a las posturas tradicionales.



El Ministerio de RREE de Perú siempre ha expresado que está todo dicho en el Tratado de 1929 y Chile no puede ceder corredor y puerto sin la aprobación de Torre Tagle, pues "Arica está sujeta a la cosoberanía chilenoperuana" y si Chile quiere dar una salida al mar a Bolivia debería ser por Antofagasta. A esto responde Chile que ello es imposible porque conlleva alterar su continuidad territorial. La flexibilización ostentada por Ollanta abre la puerta para resolver el encierro de la patria de Andrés Soliz Rada y Mariano Baptista Gumucio y permitiría generar un potente polo de desarrollo que vivifique el sur peruano y el norte chileno.

domingo, 19 de junio de 2011

MINEDUC Y PLANISFERIO

La muralla oriente de la oficina central del MINEDUC está ornamentada por enorme planisferio. Lo observo y veo que es la representación eurocéntrica de Mercator. En ella el hemisferio sur aparece disminuido. Suramérica -y, por ende Chile- periférica. Ese enanismo ensamblado con marginalidad -se sostiene en en "Libro negro de nuestra educación" y en este blog- contribuye a mutilar la vocación marinera de la población. Al mismo tiempo, impide concebir a Asia y Oceanía como continentes que, al estar en la "otra ribera", son fronterizos. Se debe metramorfosear la cartografía escolar. Se debe reconocer que cualquier sugerencia innovadora es difícil incorporarla. Ello porque porque la "colonización pedagógica", al decir de Arturo Jauretche, es profunda. Agréguese a lo anotado la condición rutinaria de quienes enseñan ¿Qué metódica remedial podemos emplear para que los burócratas ministeriales curen la miopía y los "ciruelas" sean menos refractarios al cambio?

sábado, 18 de junio de 2011

SALVADOR ALLENDE... CASTRO

Siempre el exmandatario se refiere a su abuelo paterno, Ramón Allende Padín, jefe de la Masonería y médico en Guerra del Pacífico. Nunca se leen datos relacionados con su padre. En algún sitio encuentro noticias, Dejo constancia de ellas en mi obra "Socialismo del siglo XXI" (Santiago, 2004, pág. 76). Es cabecilla de la "limpieza étnica" en Tacna. Ello en víspera del prometido -y jamás efectuado- plebliscito. Todo en el contexto de "la chilenización compulsiva" del Norte Grande que -después del Tratado de Ancón- queda bajo ocupación militar.. En texto "El dios cautivo" de Sergio González Miranda que estudia el traumático proceso -equivalente a la Pacificación de la Araucanía, a las abominables vendetas que genera el derrumbe de Balmaceda y al ametrallamiernto de obreros huelguistas- no hay información, de aquel personaje empeñado en la "desperuanización" apoyado en maleantes que se aglutinan en las "Ligas Patrióticas".. No obstante, en Internet se informa que Salvador Allende Castro es abogado, notario y masón. Medito cómo logra compatibilizar tales roles con la furia contra peruanos residentes, sus hijos, familias y bienes.

En Wikipedia –fuente por cierto sujeta a revisión- se expresa: "el 18 de julio de 1911, cerca de ochocientos jornaleros chilenos que trabajan en el ferrocarril Arica-La Paz, se encuentran en Tacna. Asaltan y destruyen en cuatro horas, los diarios peruanos "La Voz del Sur" y "El Tacora", luego entran al Club de la Unión que también destruyen. La familia Freyre acusa del hecho a Salvador Allende Castro. (Famoso) porque declama el poema llamado "El Morro", parodiando el soneto "El Altar del Sacrificio" escrito por el poeta tacneño Federico Barreto... Su hijo, el (futuro) Presidente de la República, estudia en el Liceo de Tacna desde 1910 hasta 1918 y su servicio militar lo cumple en el Regimiento Lanceros de Tacna". Ver en
http://es.wikipedia.org/wiki/Chilenizaci%C3%_de_Tacna,_Arica_y_Tarapac%C3%A1

Esta información en nada malogra la figura de su hijo. Sin embargo, la asocio con testimonio de Helvio Soto. En 1969 soporta la censura de su film "Caliche sangriento" sin duda la más formidable cinta integracionista sólo comparable con "Amargo Mar" del boliviano Antonio Eguino. Es 1969 y acude al entonces senador, candidato y posterior Jefe de Estado. No encuentra apoyo ante
mutilación de escenas y diálogos. Incluso cita frases del exmandatario que ponen de manifiesto la intachabilidad del Ejército de Chile en aquella contienda bélica. El cineasta al parecer es muy discreto respecto a tal decepción, pues bajo el régimen de la UP desempeña alto cargo en la TV del Estado. De todos modos imposible evadirse de una reflexión sobre los traumas de nuestra Historia y la honda penetración de la cultura patriotera en todos los estratos.

jueves, 16 de junio de 2011

LA INTENDENTA: NECESITABA UBICATEX

CUT: SINDICALISMO VIP CON VISTA AL MAR

La nueva modalidad de protesta efectúan Arturo Martínez y secuaces el 21 de mayo. Consiste en almorzar en exclusivo restaurant porteño. Mientras estudiantes y trabajadores se retiran de la jornada gaseados y mojados por la policía, el equipo de corruptos "sindicalistas" disfrutan de banquete. Costo: $600 mil, propina incluida. Es una incógnita qué comieron y bebieron 6 personas por tamaña cifra.


No es la unica "movida" del jerarca del PS que oficia de propietario de la CUT. Financia su campaña parlamentaria -recuérdese. quiso convertirse en diputado- con dinero sindical. La publicidad la pagó con un cheque sin fondo. Pinchen este link y se encuentran con el pastel http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2011/06/15/el-cheque-de-la-cut-firmado-por-arturo-martinez-para-financiar-gastos-de-su-campana-a-diputado/

miércoles, 15 de junio de 2011

DE LA DESMALVINIZACION ¡ DISCREPO !

La guerra se gana o pierde no sólo en el campo de batalla, sino también en el alma colectiva. Se anota en //premionacionaldeeducacion.blogspot.com/2011/03/la-desmalvinizacion-iii-fase-belica.htmly la hipótesis que allí bosquejo. Podrán los localistas preguntarse¿por qué opina un chileno de este asunto que es argentino? Respondo:Malvinas es litigio suramericano. Amén de ello: la entidad que represento posee fuero derivado de que al producirse la confrontación armada, en Chile es la única que adhiere a Argentina y se opone al colonialismo británico. Por eso opino de episodios desmalvinizadores que lamento.


Apenas algunos, se suprime retrato del capitán Pedro E. Giachino de galería de héroes en Mar del Plata. No lo olvidemos es el primer caído en campaña. El segundo es el hijo de chilotes residentes en Comodoro Rivadavía e infante de Marina, Mario Almonacid. Es la desmalvinización con toda su impudicia que encanta a Londres y a los anglófilos. Ayer se humilla la memoria del almirante Carlos H. Robacio y antes de ayer se niegan honores castrenses fúnebres al comandante Seineldín. Esto es perder la guerra dos veces y con ello dañar la soberanía suramericana en el confín austral. Francamente, deplorable.

sábado, 11 de junio de 2011

IBEROAMERICANISMO PRACTICO



La tesis bolivariana -es decir, la teoría de la reintegración de nuestra América- motiva una tediosa retorica. Compiten los charlatanes de izquierda y de derecha en orden a destacar su trascendencia. No hay opositores. Nadie se confiesa aislacionista, sino todos adscritos a la doctrina del caraqueño egregio. La acción separa a quienes de verdad fomentan la complementariedad -la minoría- y quienes estiman la fragmentación como fatal e inexorable. Estos son la mayoría abrumadora. Se cuentan con los dedos de la mano aquellos estadistas que, en esta materia, pasan del dicho al hecho.


Constituye un error imaginar que el antimperialismo es sinónimo de praxis integradora. No son raros los gobiernos que, siendo adversos a la intervención de EEUU, evitan generar políticas de alianza con la república vecina. En 200 años Iberoamérica produce ideólogos y militantes de la integración. En Chile -de O´Higgins a Felipe Herrera-hay una continuidad doctrinal de esa índole, pero la Cancillería en cualquier régimen -y Allende no es una excepción- apuesta al excepcionalismo cuya contraparte son FFAA superarmadas y adquisición de artefactos bélicos de aire, mar y tierra.



La excepción -no he investigado el volumen- la pone el México insurgente que apoya a Sandino que, en Nicaragua con su "pequeño ejército loco", resiste la invasión de los marines gringos. En 1929 el general Carlos Ibáñez reitegra a Perú Tacna y garantizando cxon ello varios decenios de paz. Según conversaciones sostenidas con el guatemalteco Juan José Arévalo -durante su Presidencia- Perón despacha en barcos mercantes pertrechos para el ejército de ese país. Mucho más que lo anotado: el caudillo trasandino se juega, en 1953, por el ABC que supone la confederación de Argentina, Brasil y Chile.


En una esfera simbólica que no es menos importante que lo señalado devuelve a Paraguay todas las reliquias y trofeos de la Guerra de la Triple Alianza conservados en museos argentinos. Repudia así, en los hechos, aquella confrontación anglomitrista que destruye una vigorosa república platina. Más aun, ignoro si de rebote o de modo directo, la Casa Rosada de entonces -conducta asumida como propia por Cristina Fernández- da renovado impulso al revisionismo histórico. Tal tendencia, sabemos, posee como una de sus vigas maestras denunciar aquel conflicto como genocidio impulsado por Londres.


Agrupaciones enteras originariamente iberoamericanizantes como el APRA y el PS de Chile, a posteriori, frecuentemente por temor a perder sufragios, se tornan chauvinistas. No apoyan posturas destinadas a descongelar la mutua desconfianza o resentimiento con los Estados vecinos. Guardan silencio ante el armamentismo que encubre negocios turbios de la cúpula y empobrece a la muchedumbre y, sobre todo, genera infundados temores en el vecindario. No se escucha una voz disidente que, al estilo de Jean Jaures o Carlos Leibnecht, se oponga a esa geopolítica que perpetua la fragmentación y la discordia.


Como nunca hoy debemos inspirarnos en el México insurgente, en el Chile ibañista y en la Argentina de Perón en orden a acompañar el iberoamericanismocon hechos. La UNASUR pareciera un escenario adecuado para estapostergada tarea. Exige -como ya se anticipa en noticias de R-P- engenerar un TIAR nuestro con eje en nuestra Patria Grande y no en elPentágono. Esa oficina coordinadora de las FFAA de las veintitantas repúblicas debe renovar los textos de Geopolítica que catequisan a los alumnos de las Escuelas Matrices y Academias de Guerra. Allí se refugia de prenoción de la Patria Chica que bloquea el reencuentro de los suramericanos.

jueves, 9 de junio de 2011

NICOLAS PALACIOS

Hace un siglo, el 9 de junio de 1911, fallece -apenas a los 57 años- el autor de "Raza chilena". Figura señera de la Generación de 1910 -junto con Tancredo Pinochet, Alejandro Venegas, Francisco A.Encina, Guillermo Subercaseaux y otros...- es entonces un contestatario.Mientras el país festeja, esta minoría ilustrada enjuicia las flaquezas de la república. Se les etiqueta"autoflagelantes" mientras la elite y la chusma -en regocijo masivo- se gradúan de "autocomplacientes".


Palacios nacido en Santa Cruz, de extracción mesocrática y producto del Estado docente se titula de médico en la Universidad de Chile. Participa en los servicios sanitarios durante la Guerra del Pacífico.Reside después en Tarapacá. Defiende el mestizaje como la raíz de la chilenidad, promueve la nacionalización del salitre y es defensor de los pampinos. La masacre de la Escuela Santa María de Iquique es objeto de reportaje suyo que publiqué como "Día de sangre".


En un Chile de hoy -hipnotizado con lo foráneo- la figura patricia de Palacios es ignorada. Nada, sin embargo,empequeñece a quien denuncia "nuestra inferioridad económica" y enaltece al "gran huérfano" como bautiza al roto y su progenie, es decir, al pueblo modesto para el cual exige justicia social y educación moralizadora. El homenaje de CEDECH y de Tercera Línea ante su monumento, ubicado en cerro San Lucía, habrá resultado una extravagancia.

martes, 7 de junio de 2011

AUTOCOMPLACENCIA

La victoria de Humala -descubierto como integrante del campo nacional y popular por Julio Fernández Baraibar- repleta el buche de los "autocomplacientes" que se solazan con cada éxito de personeros juzgados de izquierda. A renglón seguido cualquier observación crítica que pudiera formularse se excluye. Los vimos en Chile disfónicos de vocear consignas y mancos de tanto aplaudir a Allende. Eran adversos a enjuiciar los errores que perpetraba aquel régimen desplomado en 1973.


Ahora los autocomplacientes están de pláceme por el resultado de las elecciones de Perú. Sacan cuentan alegres. Suman Cuba, con Venezuela, Nicaragua, Ecuador y Bolivia y se imaginan una Iberoamérica socialista. La realidad es más complejo que los sueños y cada república presenta problemas en extremo graves. La Habana ensaya un modelo a la soviética y fracasa, Managua zurce la experiencia sandinista con brotes de corrupción y... para qué seguir.


Quienes -en el Cono Sur no siendo peruanos- fuimos los primeros "ollantistas"- estamos alerta en orden a evitar que ese triunfo se estropee. Gobernar no es fácil. Sabemos: una campaña electoral se hace en verso, pero se gobierna en prosa. ¿Tendremos solvencia para "aconsejar" al Presidente Electo de Perú? Sin duda, no. Sin embargo, le pedimos tome en cuenta el derrumbe de la UP. La CIA y la plutocracia se asocian con la autocomplacencia. Los efectos son conocidos...

lunes, 6 de junio de 2011

ALLAMAND Y BOLIVIA

El 30.05., el titular de Defensa , a propósito de iniciativa de Bolivia en orden a superar su enclaustramiento, manifiesta con extrema altanería que Chile "tiene FFAA prestigiadas, profesionales y preparadas que están en condiciones de hacer respetar los tratados internacionales". Pareciera que usurpa rol que corresponde al Ministro de RREE. Por otro lado, acudir a foros como la OEA, UNASUR u ONU es facultad propia de cualquier Estado. No trata de vulnerar el Tratado de 1905, sino de otro intento de Palacio Quemado de superar las negociaciones bilaterales que se demuestran estériles pasando a otras de naturaleza multilateral. En eso no se divisa animosidad alguna. En cambio, la frase del exsenador hoy Secretario de Estado es una grotesca parodia de aquellas bravatas ya anacrónicas que fueran propias de de los líderes de la Europa de fines del XIX y comienzo del XX. Desembocan, se sabe, en la I masacre mundial.

viernes, 3 de junio de 2011

LUIS ROSS MUJICA

Es sin duda el menos conocido de los "centenaristas", es decir, de aquellos que integran la legión de contestatarios que giran en torno a 1910 y que enjuician los festejos del I Centenario como una burla. Ello porque evalúan el país subdesarrollado con un pueblo harapiento, una elite extranjerizada y una cultura adventicia. Nace en 1883 y es alumno de la Escuela Naval y luego oficial. Se manifestará adverso al uso de las tropas de la Marina para aplastar huelga de 1903. Pide la baja y vive en España donde establece nexos con Miguel de Unamuno. Conocerá allá otras figuras como el nicaragüense Rubén Darío y el argentino Ricardo Rojas.

Desde la Península remite colaboraciones al Diario Iustrado que aun no se rescatan del olvido. Cultiva en Santigo amistad con el médico Carlos Fernández Peña que anima la Asociación Nacional de Educación. En ese ámbito critica el patriotismo palabrero y promueve un patriotismo constructivista. Particular interés le motiva la inmigración masiva y propicia seleccionar los extranjeros que anhelen domiciliarse en el país. Fallece a los 25 años y sus amigos españoles reunen artículos de prensa e inéditos ensayos en el libro "Más allá del Atlántico" (*). Lo publica el sello Sampere en Valencia prologado por el maestro Unamuno.

======


(*) Proximamente esta obra se íncoporará a la Biblioteca Hispanoamericana de Autores Malditos que depende de CEDECH y de Tercera Línea.

UP: "LA OTRA OPOSICION”

Los restos del exmandatario han sido exhumados varias veces. Una es al inaugurarse la democracia. Se extrae su ataud del camposanto de Viña del Mar, para efectuar funeral de Estado en Santiago. Ahora –una vez más- se abre la tumba para someterlos al dictamen de los peritos forenses. La familia exige que la Justicia intervenga para establecer las causas de su deceso. Debe recordarse que en primer momento en encendida arenga Fidel Castro habla de magnicidio. Sin embargo, después se imponen los testimonios de sus médicos de cabecera quienes sustentan la tesis del suicidio que también hicieron oficial las FFAA. De verdad no es fácil atribuirla a los uniformados dado que éstos no logran apoderarse de La Moneda y sólo ingresan a ella tras la rendición de un puñado de defensores encabezados por el Presidente. Lo anotado reabre heridas y también polémicas.

Constituye dato importante recordar que Allende enfrenta tenaz oposición. Al comienzo hay un “veranito de San Juan”, pero después la arremetida es contundente. Con apenas un tercio del cuerpo electoral intenta imponer un modelo a la mayoría. Ahora su hija Isabel reconoce el error y alude a “la locura colectiva” que afectara al allendismo. La DC y la mitad del radicalismo se asocian a la derecha en el CODE. La mayoría el Congreso niega legitimidad a la gestión presidencial. La Contraloría y el Poder Judicial están en idéntico pié. Las FFAA manifiestan malestar. El Presidente queda solitario. En la UP –y en particular en el PS- se imponen los “termocéfalos” con su estilo autoritario. Incluso el PC, quizás “trabajado” por La Habana, a mediados de 1972, cede. Su aparente “sensatez” se evapora. Aquellos “ultrones” –se sabe- el “Once” sustituyen la consigna “avanzar sin transar” por “huir sin parar”. La militancia de base sin liderazgo, padece la indefensión y represalias tan injustas como sobredimensionadas.


En el PS de entonces, oponiéndose a la “línea” oficial, opera una tendencia demonacionalista que critica el “guerrillerismo” y cuestiona no sólo el chantaje y la presión de EEUU, sino también los cabildeos prosoviéticos y filocubanos de la cúpula. Opera de modo discreto por temor a sanciones. La denominamos "la otra Oposición". Es la cual, un decenio después, funda el CEDECH. Sostiene: el programa de la UP está rebasado y la sustentación social disminuye. Advierte: el país está entre dos abismos: la dictadura castrense y la dictadura castrista. Se nos ve ligados a Aniceto Rodríguez. De allí deriva eso de “chetistas”. También, “amarillos” y “reformistas”. Soportamos arrinconamientos, postergaciones y descalificaciones. Hoy a casi 40 años –por sobre el asunto de si aquel desenlace es asesinato o autoeliminación- se exhorta al análisis objetivo de la catástrofe y no a corear estribillos ni a bucear en la nostalgia.