viernes, 8 de julio de 2016

HEROISMO Y COBARDIA

Fusilar a adversarios encarcelados es abominable cobardía. Lo heroico se cosecha en la batalla.Allí se arriesga el pellejo. Esta opinión vale tanto para el Che -a quien los Castro encomiendan ejecuciones en La Cabaña- como para Arellano y sus cómplices. Entre estos figura Cheyre.