viernes, 10 de septiembre de 2010

EINSTEIN Y DOCENCIA



Ciertos catedráticos de la Facultad de Educación de la U de Ch difunden anécdota atribuída a Alberto Einstein. Según ella, al consultarle al sabio sobre la Teoría de la Relatividad, este habría confesado "ignoro la fórmula. Si la requiero la busco en mi archivo". Cierta o falsa hizo escuela. Invita a mofarse de la memorización. Contribuye a legitimar el desinterés por retener los contenidos de diversas disciplinas.

El estudio es lectura, comprensión y retención. Queda “mocho”. Hoy estudiar es “leerse la materia dos o tres veces” . Todas las asignaturas están damnificadas. En Castellano, por ejemplo, queda atrás el aprendizaje de poemas con la ulterior declamación. Se rechaza la memorización mecánica. Sin embargo, aquella que continúa al comprender se juzga indispensable. Cada persona es memoria. La amnesia y el alzhaimer, son dolencias.

1 comentario:

Gerardo y Stella dijo...

Cierto que el ejercicio de la memorización contribuye al desarrollo cognitivo, sin embargo se guardará sólo mientras se ocupe. Como también, el aprendizaje es significativo, solo si arranca de conocimientos y experiencias previas del individuo. Si a todo le dices que "se puede archivar" para cuando lo ocupes, el estudiante archivará todo.... y ¿le daremos permiso de "sacarlo" para un examen?