lunes, 29 de julio de 2013

LA IGLESIA: NUESTRA DEUDA

Hay quienes por dárselas de marxistas o "progres" juzgan de buen tono "mirar pal lao" al ignorarse la opinión eclesiástica. Otros asume la misma actitud cuando es objeto de ataques. Es moda manifestar "soy agnóstico" ignorando, frecuentemente, el significado del término. Los menos, se proclaman ateos. Bueno será que conozcan las opiniones sobre la materia del actual Presidente de Rusia.

CEDECh se proclama deudor de la Iglesia principalmente porque en años duros, al caer el Presidente Allende e entronizarse la dictadura, los derrotados tuvimos como único refugio el Episcopado. Lo representa entonces el P. Raúl Silva Henríquez. Por otro lado, aspecto no menos importante, interviene mediante la mediación papal, evitando la guerra chilenoargentina por el Beagle.

Abortistas ramplones, marxistas consigneros y "progres" a la violeta ignoran, olvidan o menosprecien ambos aportes. Ello  resulta una ingratitud incalificable. Imposible entonces aceptar que so pretexto de perdofilia de ciertos sacerdotes se desprestigie a una Institución tan ligada a la raíz y trayectoria de la chilenidad. Es grosero no evaluar los dos aspectos reseñados. 

No hay comentarios: