miércoles, 18 de noviembre de 2015

AUTOGOL DE FRANCIA (Hugo Farias)

Se buscan explicación a cualquier suceso recurriendo a la dupla "causa.efecto". Lo acaecido el 13 de noviembre viene a confirmar esta premisa. Nada de lo que sucede a nuestro alrededor es gratuito o casual.  Imposible que personas bien informadas estimen inexplicable lo sucedido. Los atentados en Francia son terrorismo puro y duro. Nadie lo duda y nadie puede dejar de sentirse consternado por ello. La masacre es brutal e irracional. Manifestarlo no  la explica y menos justifica.

Desde hace muchos años atrás la izquierda francesa mutó en un Leviatán que llegó a parecerse  a la derecha. No había mucha diferencia entre ambas coaliciones y fue el Presidente Mitterrand el que se alió con EEUU despreciando el bloque del este liderado por la ex URSS. Desde esa alianza con la OTAN comenzó la desgracia para el país de la Ilustración. En lo inmediato el ISIS es acunado por EEUU y por Francia. Ello para destruir el Estado sirio en beneficio de Israel. 

Siria oficia como factor de equilibrio ante Israel. EEUU y sus aliados desataron la guerra civil en auel país. Tal meta significa concluye patrocinando el Estado Islámico. Antes se apoya una reyerta civil. Esta desata la peor crisis humanitaria después de la II Guerra Mundial, con casi 5 millones de desplazados, que buscan refugio en el mismo continente que produjo el conflicto. Hollande solo lamenta  haberse equivocado de apoyar a los terroristas "malos" y no en a los "buenos".

El imperialismo en su campaña de desestabilización en la región que ha implicado hasta ahora  la destrucción de tres Estados, Afganistán, Irak y Libia. Antes la víctima es Yugoslavia. Se ha abierto la caja de Pandora. Hoy día recoge sus frutos sangrientos. Fue muy torpe el razonamiento imperialista en el sentido que podrían armar miles de terroristas fanatizados, con una ideología religiosa para que destruyeran un Estado y luego de prestados los servicios simplemente mandarlos a la casa hasta que nuevamente se les necesitara.

El historial colonialista e imperialista de Francia es largo y brutal. “Coloniza" y estruja económicamente a Marruecos, Vietnam y Argelia. A Haití lo deja en la miseria, de la que no logra sacudirse hasta hoy. Más que eso el 2000 interviene en coup dÉtat y ulterior destierro de Presidente Aristide. También en la destrucción de Yugoslavia. La lista es mucho más larga. En África la presencia francesa tiene un papel protagónico en haber depredado un continente entero y dejar a su población en el pauperismo y la ignorancia.

En Argelia, Francia reprime a quienes anhelan la indepèndencia. Su proceder hizo doctrina. Se bautiza como "contrainsurgencia" y la enseñan a las FFAA de Argentina. Sin embargo, hubo momentos en que ese país tuvo cátedra de alta ética. Sus líderes -por ejemplo- proclaman: "Que se pierdan las colonias, pero se salven los principios". El reverso de la moneda es macabro.  Sostenemos,  un libio, un afgano, un sirio... valen lo mismo que un francés. De hecho el Presidente de Siria se los recordó: “Lo que le sucedió a Francia nos ocurre todos los días a nosotros, sin que origine escándalo". 

Es cierto,  no toda la población de Francia es culpable, pero no toda es inocente.. ¿Protestó la prensa de izquierda del país de la Torre Eiffel cuando Hollande decía a la prensa que Francia apoyaba la guerra civil en Siria?, ¿Estalló alguna protesta política? ¿Nadie exigió su renuncia? Claro; los muertos los ponían otros. Los afrancesados criollos -esos que dan pésames y esos otros que iluminan con los colores de la bandera gala la fachada de La Moneda- ignoran el antimperialismo tercermundista.
============

hugofariasmoya3@gmail.com