miércoles, 26 de noviembre de 2014

SANCIONALIDAD AUSENTE

Las normas se vulneran y la sanción está ausente. Es un fenómeno alarmante que la ciudadanía capta a través de la denominada "puerta giratoria" que beneficia al hampa.    Otro tanto ocurre en el ámbito escolar.  Las groserías y agresiones de alumnos son objeto de perdón y finaliza el docente como el culpable... 

En un país que hace gárgaras en defensa de la mujer no se considera que   son precisamente las profesoras las que padecen  agravios en las aulas. A veces, las ataques son físicos y las perpetran padres y apoderados. El MINEDUC -de un modo u otro- hará "la vista gorda" mientras inyecta "perdonitis".

En otra esfera, la noche del este domingo 23.11.2014 se informa que "predelincuentes" arruinan con graffitis los nuevos vagones del Metro recién desembarcados en Valparaíso. Casi simultaneamente tres cadetes de la Escuela Naval destruyen el reloj de flores de Viña ¿Se aplicarán sanciones? ¿O es fascismo defender las normas?